Charla técnica Ultravioletas e innovación (Josep Parnau, Killgerm) en la AGO de ADEPAP

Josep Parnau, director técnico de Killgerm, impartió la charla técnica Ultravioletas e innovación, el pasado 25 de marzo, en el marco de la Asamblea General Ordinaria de ADEPAP.

Parnau describió las características de la luz y relacionó cómo podían inferir en la atracción de los insectos voladores en base a su biología. Explicó que el uso de la luz para hacer trampas de insectos voladores no es algo nuevo y que están documentados artilugios de este tipo desde la época romana, en la que se utilizaban lámparas de aceite o velas. Fue “a finales del siglo XIX , con la invención de la bombilla, cuando se empezaron a utilizar trampas con luz blanca”. Todo ello provocó el estudio sobre qué tipo de luz y color eran los más pertinentes para atraer a insectos voladores “y ya en el siglo XX se estableció la luz ultravioleta como la más adecuada”, según el director técnico de Killgerm.

«La radiación electromagnética se propaga a través del espacio transportando energía de un lugar a otro» y esta radiación «son las ondas electromagnéticas que se propagan a la velocidad de la luz», explicó Parnau. Una de las formas de manifestarse de este tipo de radiación son los ultravioletas.

La luz ultravioleta se divide en varios rangos, pero para ser efectiva para atraer a insectos debe emitir en 365nm.

Hay varias lámparas que pueden producir luz ultravioleta. Según Parnau, debe tenerse mucho cuidado ya que “si no se utilizan los tubos correctos, la luz puede producir efectos nocivos para las personas como quemaduras en la piel y los ojos”, como es el caso de tubos UVC, que conllevan grandes riesgos para la salud.

Para el director técnico de Killgerm, los tubos UVA LED están destinados a sustituir las luminarias fluorescentes en el futuro, aunque, por ahora, todavía hay que trabajaren su desarrollo porque emiten con mucha intensidad y de forma muy direccional (poco homogénea). Cuando estos retos sean superados, utilizar esta tipología de tubos permitirá un ahorro energético y de coste económico, pero también serán más respetuosos con el medio ambiente.

En cuanto a los aparatos de luz ultravioleta, existen dos grandes tipos: los de tabla adhesiva y los de electrocución. En el caso de los de tabla adhesiva, la gran desventaja es, según Parnau, “contar las capturas, que es un gran trabajo si hay que hacerlo manualmente”. El director técnico dio algunas claves para ello, aunque requiere tiempo.

Por todo ello, el experto explicó que, aprovechando tecnología ya existente, se ha diseñado un aparato -el FlyDetect- que cuenta automáticamente los insectos voladores capturados a la vez que “hace fotos de las tablas y permite mantener un registro histórico temporal y se puede hacer una monitorización telemática”.

Los miembros de ADEPAP pueden consultar la presentación entera pinchando es este enlace.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja una respuesta