El BPCIF One Day se celebrará el 26 de enero en Barcelona

El foro bianual BPCIF se celebrará el próximo 26 de enero en Barcelona. Se trata de un encuentro ya consolidado y agendable internacionalmente para cualquier persona del sector con nuevas inquietudes que tenga la intención de aprovechar el conocimiento científico y tecnológico que se le ofrece para evolucionar. La organización y la producción de este espacio de debate corre a cargo de la Asociación Catalana de Empresas de Salud Ambiental, ADEPAP.

El programa incluirá, entre otras, ponencias sobre el nuevo RD de legionela: elaboración de Planes PPCL y PSL, Dispositivos Smart, DDd: Desinfecciones antes y después de la Covid, y Global Standards: presentación de los estándares que van a unificar el sector. Habrá también espacios de networking para fomentar la interacción entre los asistentes.

¡Os mantenfremos informados!

ADEPAP se reúne con la ASPCAT para hablar de temas relevantes para el sector

ADEPAP se reunió con varios representantes de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) el pasado 25 de noviembre, para intercambiar información sobre temas de relevancia para el sector, como es habitual que se haga periódicamente.

Por parte de la asociación asistieron a la reunión el presidente, Quim Sendra, junto a los vocales de la Junta Directiva, Montserrat Parra y Marc Sureda, el coordinador técnico, Luis Lozano, y la gerente, Mar Toribio. De ASPCAT estuvieron presentes la jefa del Servicio de Salud Ambiental, Irene Corbella, la responsable Programas de Seguridad Química, Soledad García, y Ramon Casals, de Programas de Seguridad Química.

En este encuentro surgieron temas de interés y actualidad, como la futura aparición de un nuevo Real Decreto sobre biocidas por parte del Ministerio y en el que la ASPCAT está interviniendo o la posible modificación del Real Decreto sobre legionelosis.

Concretamente, la Agencia de Salud Pública informó a los representantes de ADEPAP de que el Ministerio está ultimando la elaboración de un nuevo Real decreto sobre biocidas, en el que el organismo público catalán está participando. Esta nueva normativa desarrolla el Reglamento Europeo de Biocidas (BPR) y podría modificar el RD 830/2011 sobre la normativa reguladora de la capacitación para realizar tratamientos biocidas. Desde la Asociación se aportó información sobre aquellos sectores en los que más se actúa y también se habló de los itinerarios de formación para llegar a ser aplicador, con diversidad de opiniones al respecto.

En cuanto al Decreto 352/2004, de 27 de julio, por el que se establecen las condiciones higiénico-sanitarias para la prevención y control de la legionelosis, ADEPAP preguntó si éste se modificaría a raíz de la aparición del nuevo Real decreto 487/2022, de 21 de junio, por el que se establecen los requisitos sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis. Los representantes de la Agencia explicaron que están en contacto con el Ministerio para hablar de algunos aspectos concretos de esta nueva normativa y afirmaron que tendrían presente el punto de vista de la Asociación para aquellos puntos que no se ven adecuados desde del sector, tales como la cesión de responsabilidades de los laboratorios en la toma de muestras y aspectos técnicos sobre la consideración de puntos finales y puntos terminales.

Asimismo, se puso de manifiesto que la Agencia y la Asociación comparten la consideración de los titulados en grado superior de química y salud ambiental como a los profesionales más competentes para ejercer de operarios y responsables técnicos.

ADEPAP también puso de manifiesto la necesidad de que la Agencia actualice el “Modelo Guía para la contratación del servicio de control de plagas” sobre pliegos municipales, que hoy en día ya ha quedado obsoleto. Asimismo, se solicitó la actualización de los Manuales de lucha integrada contra plagas urbanas dirigido a las empresas de control de plagas y los dirigidos a los usuarios finales, que también se consideran desactualizados.

La Asociación también mostró preocupación a raíz de las conclusiones del último informe aparecido sobre las resistencias a anticoagulantes en la ciudad de Barcelona y que esto no provoque ninguna acción por parte de las administraciones, como la prohibición de venta al público de rodenticidas. La Agencia advirtió de que la competencia de prohibir biocidas es del Ministerio.

En el encuentro se hizo también referencia a otros temas, como el posible cambio de denominación de ROESP a ROESB o de la necesidad de un mayor reconocimiento del personal profesional especializado por parte de los organismos competentes, cosa que llegada de la pandemia de la COVID-19 no quedó suficientemente clara, según ADEPAP.

27 de diciembre, Día Internacional de la Preparación contra las Epidemias

El 27 de diciembre fue declarado por la ONU como Día Internacional de Preparación contra las Epidemias.

La Embajada de Vietnam impulsó ante la ONU esta propuesta debido a las repercusiones devastadoras que sufren las enfermedades infecciosas, epidemias y pandemias en la vida humana. Estas enfermedades impactan, además, en el desarrollo económico y social de las naciones a corto, medio y largo plazo, especialmente en países con economías vulnerables.

Igualmente, la efeméride rinde homenaje a Louis Pasteur, como precursor de la microbiología moderna y uno de los científicos que establecieron los cimientos de la medicina preventiva.

La conmemoración pretende promover la concienciación, prevención y control de las epidemias a nivel mundial.

Los eventos y desastres naturales o provocados por las personas pueden agravar considerablemente el riesgo de epidemias, unido a la crisis del sistema de salud a nivel mundial y dotación de servicios básicos, especialmente a países con economías vulnerables. Esta situación impacta significativamente en la capacidad de atención médica y preventiva de la población, así como en la implementación de mecanismos eficaces, como la aplicación de esquemas de vacunación en las comunidades de escasos recursos, que incrementan notablemente los riesgos de brotes y rebrotes por epidemias.

Javier Ubieto (EFI-RAPID): «Se debe conseguir el reconocimiento dels sector y de las empresas especializadas»

En enero de 2021 ADEPAP puso en marcha una serie de entrevistas a los miembros de la asociación, que se irán publicando por orden de antigüedad de alta; dejando para el final a los miembros de la junta directiva.

Entrevistamos a Javier Ubieto, de EFI-RAPID Control de plagas.

¿Qué tipo de servicios ofrece su empresa? EFI-Rapid ofrece servicios de desinsectación y desratización.

¿Qué valor añadido aportan a su actividad? Los años de experiencia profesional son nuestro principal valor añadido.

¿Cómo han vivido y están viviendo la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19? ¿Se ha modificado la demanda de sus servicios? Prácticamente no hemos notado una bajada significativa, pero tampoco otras demandas de las habituales por ese motivo.

Desde la asociación hemos trabajado intensamente para que se reconozca el sector y las empresas profesionales especializadas. ¿Cómo afrontaría usted esta tarea? Lo valoramos de manera muy positiva.

¿Cuáles cree que son los retos más inmediatos para el sector? Sobre todo, conseguir el reconocimiento del sector y de las empresas especializadas.

Las restricciones de agua por sequía se amplían a Barcelona y la cuenca Ter-Llobregat

Tal y como adelantó a finales de octubre el director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), la falta de lluvias en Cataluña ha provocado que el Gobierno de la Generalitat amplíe las restricciones de agua a Barcelona y su área metropolitana, que forma parte de la cuenca Ter-Llobregat, además de al sistema Darnius-Boadella.

Con esta ampliación por la sequía, las restricciones de agua afectan ya a un total de 514 municipios pertenecientes a 27 comarcas, territorio que representa una población de 6,7 millones de habitantes (el 80% de la población catalana) en las cuencas internas del país. Se contemplan limitaciones del riego y usos industriales y recreativos, pero sin incidencia en el agua de boca.

Así, con la ampliación de la alerta por sequía, quedan afectados por las medidas de control de ahorro de agua los municipios del Barcelonès, Baix Llobregat, Vallès, Alt Penedès, Anoia, Bages, el Baix Empordà, el Berguedà, el Garraf, el Gironès, el Maresme, la Selva y también el Solsonès.

Según informó la consejera de Acción Climática, Teresa Jorda, la declaración de alerta implica la reducción del uso del agua para riego agrícola (25%), para usos ganaderos (10%), para los industriales (5%), para usos recreativos que impliquen riego (30%) y otros usos recreativos (5%). La consellera, además, valoró que la situación de sequía actual dista mucho de la del 2008, porque ahora sí «los municipios han hecho los deberes».

Un otoño cálido puede provocar plagas de oruga procesionaria

La oruga procesionaria o procesionaria del pino es la denominación popular que recibe la Thaumetopea pytocampa, en referencia a la forma curiosa que tiene de moverse por el suelo: son orugas que se mueven en hilera, una tras otra.

Este insecto puede encontrarse en la zona mediterránea europea y africana, aunque también se encuentra en algunas partes de Alemania, Suiza, Hungría y Bulgaria. Uno de los principales factores que frena su expansión son las bajas temperaturas, lo que hace sólo pueda sobrevivir en zonas donde el invierno no es riguroso (temperaturas mínimas superiores a -15 °C).

Debido al cambio climático, estas temperaturas mínimas han ido subiendo y la distribución de esta especie se está expandiendo hacia el norte y hacia altitudes superiores. Está presente en toda la Península Ibérica, incluidas las islas Baleares. En Menorca está presente desde hace 50 años, cuando se realizaron repoblaciones forestales con pinos españoles.

Así pues, con el cambio climático y la subida global de las temperaturas, con otoños cada vez más cálidos, los ciclos de vida de muchas especies se alteran y ahora encuentran condiciones favorables para adaptarse a este período estacional y transformarse en verdaderas plagas de otoño. En otoños e inviernos suaves más proliferación de la oruga procesionaria en primavera.

Los individuos adultos en forma de mariposas se emparejan en verano. Estas mariposas depositan los huevos en los árboles desde finales de junio hasta finales de septiembre, por lo que las larvas generalmente nacen durante octubre y noviembre. Cada puesta puede contar con entre 100 y 300 huevos, que la hembra protege mediante la colocación de escamas del propio cuerpo. Desde su nacimiento comienzan a alimentarse de los pinos y generan bolsas que les sirven de protección hasta la llegada de la primavera, estación que aprovechan para bajar al suelo.

Esta especie comporta riesgos para las personas. El pelo urticante de la procesionaria puede desprenderse y quedar suspendido en el aire, lo que puede irritar tanto las vías respiratorias como la piel y, en algunos casos, puede causar reacciones de tipo alérgico. Esta reacción es culpa del veneno que tienen estas orugas, Thaumatopina. Cuando se produce un contacto entre la ‘Thaumatopina’ y el cuerpo humano, se libera histamina, lo que desemboca en una reacción de tipo alérgico. La composición de esta sustancia, de hecho, es muy parecida a la toxina que tienen las ortigas, y puede provocar hinchazón, picor y asma, o una clase de dermatitis denominada «dermatitis de la oruga».

La crisis climática provocará plagas forestales más agresivas y mortíferas

Las sequías, cada vez más largas, intensas y frecuentes, dejan los árboles debilitados de forma que los ataques de los insectos les afectan más y, por tanto, pueden matarlos más fácilmente. Éstas son algunas de las conclusiones de una investigación del CREAF, que ha constatado que las plagas cada vez matan más árboles debido a las nuevas condiciones a las que nos está sometiendo la crisis climática.

En este estudio se ha realizado un seguimiento durante 10 años en 130 parcelas de bosques de toda Europa. El 30% de los árboles estudiados están infestados por algún escarabajo taladro, que perforan el árbol y hacen galerías para alimentarse. Son especies autóctonas, con las que nuestros árboles están acostumbrados a convivir y sobrevivir con ellos. Pero el estrés que sufren por la falta de agua les vuelve más vulnerables. Hasta el punto de que, de los árboles observados, el 6% ya ha muerto. Además, el aumento de la temperatura favorece que estos insectos se reproduzcan más rápido. Una tendencia que el calentamiento global también agravará.

Aunque en Cataluña los árboles están más acostumbrados que en otros puntos del planeta a las sequías continuadas, la crisis climática las ha agravado de forma tan extrema y tan rápidamente que los efectos son muy graves. En algunas comarcas, por ejemplo, el pino silvestre ya se ha extinguido. Se trata de una especie más sensible que otras. Así que uno de los resultados del estudio es que, en las próximas décadas la fisonomía de los bosques europeos va a cambiar, haciendo que especies más resistentes ocupen el lugar de las que desaparezcan.

El estudio ha sido posible gracias al trabajo conjunto del CREAF, la UAB y el Instituto Federal Suizo. El objetivo es conseguir que se implanten medidas para limitar los efectos negativos de los cambios que ya nos lleva el cambio climático ya los que debemos adaptarnos.

La sequía provocará más restricciones de agua en Cataluña

En Cataluña este 2022 ha llovido mucho menos de lo habitual. La sequía de estos últimos meses ha provocado ya restricciones en el uso del agua en diferentes zonas del territorio. La previsión de lluvias para las próximas semanas es preocupante, así que estas restricciones podrían llegar al Área Metropolitana de Barcelona en breve, según explicó a RAC1 Samuel Reyes, Director de la Agencia Catalana del Agua.

Según Reyes, «las previsiones de lluvias no son buenas», aunque aseguró que los ciudadanos apenas lo notarán. “Prefiero hablar de limitaciones que de restricciones, porque los ciudadanos del área de Barcelona seguramente ni se darán cuenta. No habrá cortes de agua porque el consumo de agua doméstico en Barcelona y el ámbito metropolitano es muy bajo”, explicó. Según el director del ACA las restricciones serán, probablemente, en la limpieza de las calles con mangueras, el riego de los jardines, no se podrán utilizar las fuentes ornamentales y habrá variaciones en la limpieza de los coches, entre otras.

ADEPAP organiza un nuevo curso de CMRs

Con una duración de 40 horas (32 de teleformación y 8 presenciales), el curso sobre TRATAMIENTO CON PRODUCTOS MUY TÓXICOS (T+) Y CARCINÓGENOS, MUTÁGENOS Y TÓXICOS PARA LA REPRODUCCIÓN (CMRs), empezará el día 21 de noviembre y terminará el día 17 de diciembre (día presencial en Salesianos de Sarrià).

El curso, organizado conjuntamente con la Escola Empresa Salesians de Sarrià, dispone de un máximo de 20 plazas y tiene un coste de 300€ para los socios de ADEPAP y de 345€ para los no socios.

Contenido del curso:

  1. Entorno profesional (medios urbanos, locales e instalaciones,…)
  2. Organismos nocivos susceptibles de ser tratados con productos T+ y CMRs. Justificación de la elección de estos productos.
  3. Biocidas. Clasificación en función de sus propiedades intrínsecas.
  4. Equipos. Mantenimiento.
  5. Métodos de aplicación de productos T+ y CMRs.
  6. Señalización de las mercancías, recintos y zonas a tratar. Perímetro de seguridad.
  7. Riesgos derivados del uso de T+ y CMRs. Prevención de riesgos laborales.
  8. Riesgos para la salud pública. Medidas preventivas y gestión del riesgo.
  9. Peligrosidad de T+ y CMRs.
  10. Intoxicaciones. Primeros auxilios.
  11. Transporte y almacenamiento de T+ y CMRs. Normativa legal.
  12. Etiquetado y FDS de productos T+ y CMRs.
  13. Eliminación de envases y residuos. Sistemas de gestión de residuos.

Puestos para prácticas:

  • Laboratorio de química
  • Almacén de productos químicos
  • Almacén general

Materiales de prácticas:

  • Etiquetado productos químicos: simbología, muestrario y catálogo.
  • Fichas de datos de seguridad de productos químicos: análisis de las distintas partes y requisitos.
  • Movimientos de biocidas: modelos de hojas del libro oficial de movimientos de biocidas (LOMB)
  • Registro Oficial de Biocidas: inscripción, características, análisis.

Si quiere inscribirse al curso, puede solicitar la ficha de inscripción vía correo electrónico a gerencia@adepap.cat

Importancia de la prevención de plagas en restaurantes

La aparición de una plaga es una de las amenazas más temidas en el sector de la restauración. Por mucho que la comida que se ofrezca sea de calidad y a un precio razonable, si un cliente detecta una sola cucaracha, es muy probable que no vuelva nunca más.

Por este motivo, en establecimientos como restaurantes, bares o locales de comida para llevar es necesario disponer de medidas estrictas para prevenir la aparición de plagas, además de combatirlas inmediatamente cuando éstas aparecen. Lo contrario puede suponer no sólo sanciones en caso de inspecciones sanitarias o denuncias por parte de los clientes, sino también una pérdida de reputación que, a buen seguro, afectará a los ingresos del negocio.

Lo más importante, de entrada, es una buena prevención y control para cumplir con los requisitos de la normativa de salud pública en los ámbitos catalán, español y europeo, como evitar hacer uso de productos químicos que, por la no experiencia o falta de formación del personal de la restauración, puede comprometer la seguridad de los alimentos. Por eso es necesario que sean los profesionales especializados los que diseñen una buena estrategia de prevención y asesoren y capaciten al personal de cada establecimiento sobre cómo detectar los diferentes tipos de plagas que pueden encontrarse en este sector. Y, en su caso, actúen rápidamente.

Las plagas más comunes en el sector de la restauración, aquellas que suelen encontrarse donde hay productos almacenados y algunas de las cuales son vectores transmisores de enfermedades, son las cucarachas, roedores, moscas y mosquitos y hormigas. Todas ellas pueden provocar grandes daños y comprometer la seguridad alimentaria.

Por todo ello, es importante poner el foco en las actuaciones de vigilancia con dos objetivos prioritarios. Por un lado, tratar de evitar que cualquier plaga pueda poner en riesgo el edificio o local haciendo una valoración de riesgos y medidas de precaución que deben adoptarse; es decir, llevar a cabo medidas preventivas de condiciones ambientales, estructurales, de saneamiento y educativas. Por otro, la vigilancia por parte del personal del establecimiento.

Es vital que este personal esté formado en cuanto a las medidas de higiene y prevención, pero también para detectar posibles rastros que indiquen la presencia de alguna plaga. En estos casos, es necesario avisar enseguida a los profesionales especializados para que puedan diagnosticar y actuar lo antes posible.