Un brote de gripe aviar obliga a sacrificar 87.000 aves en Les Garrigues

El Departamento de Acción Climática detectó el 10 de febrero un brote de gripe aviar en una granja de Arbeca, en Les Garrigues (Lleida). El foco se localizó en una explotación de pavos de engorde, donde hay aproximadamente unas 9.000 aves. Una de las hipótesis más probables, según el gobierno español, es que las aves de la granja se habrían contagiado a través del contacto indirecto con aves silvestres. Éste es el primer foco que se detecta este año en todo el estado español en aves de corral y el primero en Cataluña desde 2017.

Una vez confirmado el foco, se sacrificaron 37.000 pavos y 50.000 codornices de las granjas de los alrededores para evitar la propagación del virus. Además de las aves sacrificadas, se inmovilizaron todas las explotaciones avícolas y de huevos en un radio de 10 kilómetros, lo que afecta a setenta explotaciones.

Según Acció Climàtica, esta inmovilización está previsto que se levante el 10 de marzo, un mes después del brote, si no se detecta ningún otro caso.

Los expertos han asegurado que se trata de un virus que no afecta a la salud pública, puesto que no es transmisible a los humanos. Por eso, la directora general de Agricultura, Elisenda Guillaumes, dio un mensaje de «tranquilidad» argumentando que el sistema «ha sido rápido en la detección y respuesta automática» y que no hay ninguna consecuencia sobre la cadena alimentaria.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja una respuesta