Las restricciones de agua por sequía se amplían a Barcelona y la cuenca Ter-Llobregat

Tal y como adelantó a finales de octubre el director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), la falta de lluvias en Cataluña ha provocado que el Gobierno de la Generalitat amplíe las restricciones de agua a Barcelona y su área metropolitana, que forma parte de la cuenca Ter-Llobregat, además de al sistema Darnius-Boadella.

Con esta ampliación por la sequía, las restricciones de agua afectan ya a un total de 514 municipios pertenecientes a 27 comarcas, territorio que representa una población de 6,7 millones de habitantes (el 80% de la población catalana) en las cuencas internas del país. Se contemplan limitaciones del riego y usos industriales y recreativos, pero sin incidencia en el agua de boca.

Así, con la ampliación de la alerta por sequía, quedan afectados por las medidas de control de ahorro de agua los municipios del Barcelonès, Baix Llobregat, Vallès, Alt Penedès, Anoia, Bages, el Baix Empordà, el Berguedà, el Garraf, el Gironès, el Maresme, la Selva y también el Solsonès.

Según informó la consejera de Acción Climática, Teresa Jorda, la declaración de alerta implica la reducción del uso del agua para riego agrícola (25%), para usos ganaderos (10%), para los industriales (5%), para usos recreativos que impliquen riego (30%) y otros usos recreativos (5%). La consellera, además, valoró que la situación de sequía actual dista mucho de la del 2008, porque ahora sí «los municipios han hecho los deberes».

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja una respuesta